Páginas

Faro sin mar..

lunes, 4 de abril de 2016

Mujer que me amaste


Mujer que me amaste 
                       y a la que amé.
                  Mujer que me ama 
y amo tanto 
          ahora que no somos nada,
o sí, somos ex nada, 
                  que es un lugar como el limbo 
pero sin abogados 
                 ni hijos, ni nietos. 

No pudimos hacer una familia 
                     ni una casita con chimenea 
                                       ni comimos perdices
ni nos pegamos, 
porque hasta para la bronca 
hace falta comprar un ring
                      o hipotecarse en un rencor 
al tonto tanto por ciento. 

                   Fuimos unos sin papeles de la pasión, 
                   unos apátridas 
                   en el boulevard del deseo.
 
Mujer que sabes mis erratas de memoria 
y ninguno de mis versos.

                          No te olvidaré, mujer que me amaste, 
                   pues tu perfume 
ha quedado en mis silencios.  
                                   
                    En los que no publiqué
porque no soy de los que editan 
secretos ni misterios. 

                        Y en los que di a conocer
                                            pues fuiste musa, 
            hada, bruja, mariposa, cebo, 
             para que yo me sentara a describir 
un cuerpo que nunca fue mi cuerpo.
Lo que todos ignoran 
                 es que tienes derechos de autor 
                  sobre todos los tachones 
que me hubieran convertido en maestro.

Te debo tanto 
             como los cómicos deben al texto.

                         Ahora hazme el favor de ser feliz 
                                        hagas lo que hagas. 
                          En el argumento de un buen cuento, 
                              de esos que no acaban 
                              porque para los finales inconclusos 
                                es para los que hace falta talento.


© Mariano Crespo

4 comentarios:

  1. Triste, muy tristes las despedidas. Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
  2. Crudo realismo en verso, aunque desconozco vuestra realidad; no obstante, si es un final inconcluso, siempre os quedará Paris.

    ResponderEliminar
  3. ...talento y talante, dos palabras para la reflexión en ciertos momentos dificiles de la vida...

    ResponderEliminar