Páginas

Faro sin mar..

lunes, 3 de diciembre de 2012

Recortes



Ser sublime puede ser cotidiano y sencillo.
Prescindir del aperitivo y comprarse un libro.

Un civismo ínfimo y tierno.

Un torpedo en la línea de flotación
del cateto y miope concepto del ahorro
que poseen las aves de rapiña y el Gobierno.


Las luces de navidad son gastos prioritarios en la Administración.

Los dineros para cultura la eliminación de un gasto superfluo.


Al hombre que lee le basta y sobra

con la temblorosa llama de una vela
para que se ilumine sinuosa la cabeza.

La velocidad de la luz no es más bella que la pausa de Rayuela.


 
© Mariano Crespo Martínez




             
                 

No hay comentarios:

Publicar un comentario