Páginas

Faro sin mar..

jueves, 1 de agosto de 2013

Candor en vena



Amé, y amo el recuerdo,
de un ángel enganchado a la heroína
con las alas lastradas por pinchazos. 


Además era adicta 
a la dulzura néctar de las reinas, 
al desprendimiento de las rocas, 
a la espuma del mar
y al sur galope del viento
sobre el asesino caballo que relincha. 

La gente olvida esto
porque la heroína engancha
al que observa además de al que se la pincha,
como pringan por igual los cienos 

Deseé matarla.
La echo tanto de menos. 



© Mariano Crespo




                     

2 comentarios:

  1. Es un poema precioso Mariano, un homenaje precioso a su recuerdo.

    Un beso, siempre echa uno de menos a quien ama.

    ResponderEliminar