Páginas

Faro sin mar..

lunes, 2 de diciembre de 2013

Inventar historias




A veces tengo un crimen que cometer,
concluir un dulce romance
o poner en orden cierto enredo
y a los encuentros llego tarde. 

No es fácil el oficio de sicario,
rompecorazones 
o hechicero 
aunque sea por poderes
y sin excesivos riesgos.

El trabajador del embuste
que te regala el oído,
te hiela las sienes 
o te traslada al edén o la barbarie. 

Acaso un día deje de inventar,
entierre mi infancia,
me vuelva coherente
llegue pronto a las citas

y no me espere nadie.
 

© Mariano Crespo






                     
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario