Páginas

Faro sin mar..

domingo, 1 de diciembre de 2013

Paraísos y poetas



El poeta 

comparte destino con los amantes mediocres.

Dar satisfacción 
y dejarte con ganas de un más 
para el que no tiene facultades.

La poesía es una religión 
en la que -como en todas-
los paraísos son artificiales. 

Deposita tu fe en los versos,
el poeta nunca es un dios 
ni en el estúpido caso en que se lo crea. 

Tiene los días contados
y la poesía no sabe de cuentas. 

El poeta es un globo miserable
hasta que a un niño se le escapa de las manos

y se eleva.
 

© Mariano Crespo
 




       
                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario