Páginas

Faro sin mar..

jueves, 13 de noviembre de 2014

Ruinas


Es lastimoso escribir desde los escombros 
cuando las termitas han acabado 
con los muebles que íbamos a dejar a los hijos 
cuando los profetas se dedican a hacer quinielas 
y las nuevas beatas confunden el misticismo 
con el fingimiento delirante de los orgasmos.

Es sucio este tiempo de militantes de la lejía 
en casa ajena porque en la suya no hay espejos.

Todavía no han nacido los turistas que las visiten 
pero tenemos nuestras ruinas en impecable 
estado de revista,
sino fuera porque no hay rastro de los sueños.

Es penoso inaugurar escuelas 
en donde se estudiará nuestro fracaso.

Más triste es, 
con todo, 
imaginar que alguien repetirá nuestros lodos
y convertirá en trascendente lo peor de nosotros, 
las fotos que nos hicimos con canallas
las flores que aplastamos con los zapatos 
limpios para correr alocadamente hacía el ocaso.

© Mariano Crespo



No hay comentarios:

Publicar un comentario