Páginas

Faro sin mar..

domingo, 31 de agosto de 2014

Planeta



Fui niño de una generación 
a la que inocularon pavor a los extraterrestres. 

He crecido 
pero sigo teniendo miedos. 

Solo que ahora cuando miro al cielo espero refuerzos. 

© Mariano Crespo

sábado, 30 de agosto de 2014

Sugerente



No es más fácil 
retratar árboles que mujeres. 

Te ahorras el enojoso momento 
de sugerir que se quiten despacito la corteza. 


© Mariano Crespo

Plegaria de jueves



Contar hasta 333 antes de divulgar profecías. 


Beber las mieles del éxito antes de llegar desahuciado al chatarrero.

Dormir las mil y una noches antes de romper con una fantasía.


Vivir al menos el amor un día más antes de ser el próximo en la sala del tedio.

Visitar el infierno antes de elegir si hacer el bien o ser buena persona.
 

Ay, si llegar a sabio pudiera
para depositar el tiempo,
la inteligencia,
las expectativas
y hasta los mismo sueños,
junto a los huevos, 
en la nevera. 


© Mariano Crespo
 
© "La nevera de hielo", ANTONIO LÓPEZ GARCÍA

viernes, 29 de agosto de 2014

Preludio para un beso


Podría narrar con todo lujo de detalles 
las ganas, 
la estrategia, 
las emboscadas,
los desplantes, 
las horas muertas, 
la recuperación del coraje, 
los primeros borradores de versos, 
las oraciones a todos los dioses, 
la lectura de libros de amor,
el derroche de colonia, 
la búsqueda de encuentros casuales,
el instante, 
el silencio, 
la música, 
el baile...

Doscientas páginas 
de prosa de la calle 
para el prólogo de un beso 

Pero escogí la poesía, 
jamás tan húmeda la boca está que arde. 

© Mariano Crespo

jueves, 28 de agosto de 2014

Visperas



Tardes  sin domingo
en que me pongo a escuchar 

a unos de esos cantautores 
que bien podrían tocar en una misa,
veo fotos antiguas
viradas en sepia por el sudor 
de las manos y los años,
y salgo a mirar el atardecer 
para llorar a moco tendido 
sin más razón social 
que ese dolor del tic-tac
cuando no es un sonido. 

Las derrotas son generosas con los anticipos. 

© Mariano Crespo
 


miércoles, 27 de agosto de 2014

Mañana


Buenos días, amor. 

Es macabro pasar de los sueños 
a la lectura de la prensa 
en donde es hostil 
hasta la sección meteorológica. 
Hay tantos cadáveres,
de guerras, 
de accidentes de carretera,
de soledad en moteles 5 bragas,
sin derecho a estrellas.
Hombres muertos,
perros abandonados, 
toros linchados
en días de fiesta.
Suicidios en bares,
mujeres con navajazos 
que es un género de violencia 
apto para cobardes
y no precisa 
de licencia de caza 
ni tiene veda. 
La leche se esfuerza
pero no logra que el café 
sea tan negro 
y el azúcar pierde la batalla
de la amargura 
porque el periódico 
trae hasta en portada 
obituarios, esquelas,
y en los campeonatos
de atletismo a los africanos 
les pegan por saltar vallas. 
Luego, lo de siempre, 
abarrotados los comedores sociales 
mientras el Gobierno pregona 
que la economía crece.
Es la costumbre de mentir 
tan común entre los pobres,
amantes de las miserias.
En el crucigrama:

cae vertical, 
seis letras,
"huele que apesta". 

Buenos días, amor, 
El horóscopo dice 
que a leos y libras
nos va a ir de perlas. 


© Mariano Crespo

viernes, 22 de agosto de 2014

Memorandum



Es un suicidio dejar pedir un deseo 
a una mujer con el revólver
cargado de besos.

Es una cobardía 
bajarse de los aviones hacía el fracaso
en pleno vuelo.

Es innoble 
recitar los prospectos de analgésicos 
en los silencios densos 
de las vísperas de la frase ya no te quiero.

Es una canallada 
conjugar el futuro de los verbos 
en los entierros. 

Es una fortuna escribir 
imaginando que alguien te acabará leyendo
inventándose tu rostro 
ajado por la lluvia de otoño y el talento.

En ocasiones veo impostores 
dichosos que mienten solo cuando miento. 

© Mariano Crespo

jueves, 21 de agosto de 2014

Retorno de la Bahía


Acabo de llegar a esta casa 
con cuya propiedad me engaño
y el único sitio en donde mi ausencia 
me complace descubrir
en cada cuarto. 
Deshago el equipaje 
y saco la pipa 
y el tabaco.
Aunque no la haya usado 
me agrada que mi cómplice de sueños 
viaje adonde yo viajo 
para luego, entre humos, 
rememorarlo.
Les diré que he visto el mismo mar
que descubrí hace 37 años 
y con humildad acepto 
que aun no he aprendido a contarlo.

También les confieso 
que el me ha visto a mí. 
Lo sé porque eso duele dentro
y profundo 
como un espejo de espuma
o el vacío de un cuenco. 

Por lo demás, 
tierras de viñas y cante, 
un lugar en donde bailan los caballos
los hombres huelen a sal 
y las mujeres fueron cigarreras 
antes que flores
y juncos cimbreando el atlántico. 

Marinos y botánicos 
liberales y cofrades 
hedonistas paganos 
en misa de doce 
y algo en el aire 
que no es aire ni algo.

Si han estado en América 
tras escuchar un fandango
saben de qué hablo. 

© Mariano Crespo 

miércoles, 20 de agosto de 2014

Cotidiana erótica



No tiene mérito amar a una mujer 
prisionero de su mirada.
Seamos serios
y hablaremos de amor
si nunca la borrarías de tu alma 
pese a recordar el color y la forma 
de la escobilla del retrete de su casa. 

Qué hubiera una mala copia 
de girasoles de Van Gogh 
presidiendo la alcoba, 
lirios secos en la ventana
y Janis Joplin 
gimiera como una posesa 
cuando ella se rasgaba 
como un sueño de fresa y nata,
ni quita ni añade nada.
 

© Mariano Crespo

martes, 19 de agosto de 2014

Puerto de amor


Los barcos llegan, sí, 
pero es gracias a que se van 
que no estamos cautivos 
de nuestras promesas. 

Somos esos incumplimientos 
náufragos de una botella
que creen que nacen 
cuando se renuevan. 

El práctico de este puerto 
está ebrio todo el año 
y solo bebe en primavera. 

Los barcos llegan, sí, 
pero cuando nadie espera. 

© Mariano Crespo

lunes, 18 de agosto de 2014

Técnica



Cuando deseas matar a alguien 
careces de la técnica
y una vez que conoces el crimen perfecto
matar no te merece la pena. 

Aunque sea incapaz de explicarlo,
algo semejante sucede con los poemas. 

© Mariano Crespo

sábado, 16 de agosto de 2014

Conocimiento


Puede que sean estúpidos 
y para un ateo hasta irracionales 
pero hay dos motivos 
que me ponen en guardia 
sobre el que asegura: 
te voy a contar una cosa que nadie sabe. 

Dios nunca la pronuncia en la biblia 
y la gente con verdadero poder
que he conocido jamás utiliza esa frase.

El mundo está lleno de saberes de primera mano 
que tienen caducado hasta el envase. 

© Mariano Crespo

Poema de Autoayuda (estúpido)


Las relaciones que comienzan 
por la pasión 
son más inseguras 
por falta de preludios. 

Puedes leer la mano de una persona
y conocer su futuro 
pero es difícil tocar el sexo 
y saber si tiene estudios.

© Mariano Crespo

jueves, 14 de agosto de 2014

Irrenunciable


Los sueños tienen una base teórica 
que el óxido del tiempo 
y la basura vertida sobre los ángeles
convierte en despreciable. 

Puedes madurar,

pero quién renuncia al Che, 
la primavera de Paris,
o Ava Gardner. 

© Mariano Crespo

miércoles, 13 de agosto de 2014

Mujer


Me puse a hablar de ti 
y con la misma lengua
con que en la cama ayer intenté  matarte 
hoy te he erigido una estatua en verso
para que los pájaros descansen
y prosigan el vuelo hacia tu calle.


© Mariano Crespo

martes, 12 de agosto de 2014

¡Educación, coño, educación!


Mientras sepas 
que verdad
se escribe con uve
puedes mentir todo lo que quieras. 

Pero no lo olvides, 
muchacho,
las reglas son las reglas. 

Por la misma razón
que matar no está bien ni mal 
mientras no dejes huellas. 

Escucha chaval 
un hombre no es más que otro
por su condenado móvil 
sino por los contactos de la agenda. 

Este jodido mundo 
funciona de esta puta manera
y por eso no te pago una mierda,
sino una elitista y cojonuda escuela.


© Mariano Crespo

Presente


Hay que mirar cada día 
como si fuese el último. 

Lo he logrado 
porque me meto bien 
en el papel de víctima
y más ahora 
que no son fijos los contratos. 

Lo que llevo peor 
no es morir cada noche
sino el despertar efímero 
que deja el sueño eterno. 
y ese sabor a melancolía 
pegado al cielo del paladar
de la primera primavera 
en el último invierno. 

© Mariano Crespo

El tranvía de la infancia


Aunque hayas comprobado 
que el tranvía hacia la infancia 
lleva años que no pasa por tu calle 
no dejes de observar la parada
en donde bajaba tu padre. 

Quizás por no aguardar en el pueblo
estuve largos años
sin ver a mi abuelo 
hasta que me dijo 
probándome una chaqueta de pana. 
te viene que ni pintada
aunque cuesta mucho dinero. 

La tengo aquí en el armario 
porque no hay que rechazar 
los consejos de los muertos
ni los besos de las mujeres
que a ambos echas de menos 
cuando los precisas y careces. 

Aunque hayas comprobado 
con el dolor que más duele
que la pana no se lleva 
y los tranvías parece que no vienen. 

© Mariano Crespo

lunes, 11 de agosto de 2014

Rebeldía


Acércate,
tienes el único poder
que me hace sumiso 
y no insurrecto. 

Rebelde con cualquier causa 
que sea bella, 
digna y fértil,
como tu cuerpo. 

© Mariano Crespo

domingo, 3 de agosto de 2014

Conjuro


Bruja,
un día de estos,
una noche cualquiera,
sin previo aviso 
con camisa nueva 
te diré una de esas mentiras
como una catedral 
que cambian el curso de los planetas
y mantengan a mi vera
hasta el fin de los tiempos
tu vientre y tu cabeza
tu precio 
y mi moneda. 

© Mariano Crespo

sábado, 2 de agosto de 2014

Confluencia


Un poema bárbaro 
sucio y puro como el amor salvaje
escribiré una noche
para explicaros el mundo. 

Y en eso momento sabré 
que poca cosa es un hombre 
intentando explicarse. 

Y sabrá quién soy
un cómplice 
que me encontrará 
cuando buscaba otra cosa,
inmensa,
como un poema bárbaro, sucio y puro,
diminuta
como un amor salvaje. 

Inmensas y diminutas 
como dos estrellas fugaces
que confluyen en el infinito 
un efímero instante. 

© Mariano Crespo

viernes, 1 de agosto de 2014

Fatum




Claro que está escrito el guión de mi vida. 

No es que sea determinista
es que desde muy niño conozco la historia 
y ando escondido de ella
en retretes, en cuartos oscuros,
en escenarios y verbenas. 
Soy un escapista. 

Claro que está escrito el guion de mi vida
pero representé mi papel en una continua "morcilla",
cambiando un texto del que abomino 
y un destino que solo considero propio 
cuando descarrila. 

Hay un instante
una pausa en el tiempo 
cuando avistamos nuestra biografía 
con la nitidez de la tristeza.
Algunas la asumen, 
otros estamos en búsqueda y captura. 

© Mariano Crespo