Páginas

Faro sin mar..

domingo, 13 de abril de 2014

Fiebre de abril





La primavera es una estación de paso.

Incómoda,
excesiva, 
ruidosa, impertinente. 


Nadie la escoge de destino.
Nadie sale ileso de su vientre.


Pero del delirio de esa fiebre
volvemos con una radical certeza: 
no somos inmortales 
porque al pasado no se regresa. 


Quién no recuerda
aquel libro que no sabía leer. 
Quién no busca bajo los signos 
ese misterio, 
esa curiosidad,
ese vacío 
que desbordó hasta la vida más hueca. 


Volverán perfumes con tu nombre 
pero ya nada nos olerá de nuevas. 


© Mariano Crespo

No hay comentarios:

Publicar un comentario