Páginas

Faro sin mar..

sábado, 8 de junio de 2013

Escrutinio





En el periodismo resulta rutinario 


el arrinconamiento entre el polvo

de la palabra elección,


el uso socorrido 


de apuesta.


Esa manía persecutoria

de liebres que padecen los galgos

por alcanzar una meta.



Emboscados por tal emboscada

pasamos la cinta métrica

al tamaño que importa:

el éxito.

Y la fama, su profeta.



Todo lo que nos llevó a la derrota

por efímera que esta sea

es un error a no repetir

y ciego el que no lo vea.


Pero me aplico el maleficio

de la duda

y apostato de la diosa fortuna

como la religión consuelo

del todos a una.


Mi patrimonio se escribe en yerro.

Llamé aciertos a lo que, tal vez, fueron deserciones.

Lo que asumí como errores

pudieron ser elecciones fuera de tiempo

semillas que planté confundiendo estaciones.


El mutable azar, las circunstancias,

no nos eximen del ejercicio de la libertad,

de respirar nuestro propio aire

y, cuando vienen mal dadas,

esperar a otro reparto 
más favorable

sin renuncia de los valores

y sin cambiar de nombre, de novia, de calle.




© Mariano Crespo Martínez





                      

No hay comentarios:

Publicar un comentario