Páginas

Faro sin mar..

lunes, 17 de junio de 2013

Prevención




Es recomendable

de vez en vez,
reunirse con los fantasmas escindidos
de lo que uno fue
y de lo que no ha sido.

Prescinde para ese evento
de incómodos testigos.


Procura su contento.

Adquiere con desprecio
su silencio.

a) para saber quién es uno. 
b) cuál es su precio.
c)si tienes que proteger más a tu sombra
que a ti mismo.

Los fantasmas por norma
ponen el veneno de la difamación
en la taza de cinismo
con unas gotas de limón,
de las cinco en punto en el reloj de cuco. 



© Mariano Crespo Martínez






                        


                    


                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario