Páginas

Faro sin mar..

viernes, 19 de julio de 2013

Tercera edad




No existe dolor más ridículo,
más inmenso,
que este de ser eterno adolescente
y sentirte desahuciado de la casa que no tienes. 


© Mariano Crespo





                     

1 comentario: