Páginas

Faro sin mar..

domingo, 19 de octubre de 2014

Nocturno



Tengo una pena de armónica y bocadillo de mortadela.

Una tristeza de peine con mellas y copla desafinada.
Un dolor con caspa y lata de sardinas.
Un malestar con olor a repollo y crecepelo. 
Una angustia de alcanfor y fotos rotas. 
Una desazón de cenicero e imperdible.
En definitiva, las entrañas sucias 
como los retretes de caballeros.
Creo que me voy a fumar una pipa 
rezar un cesarvallejo y un neruda
escuchar el llanto del saxo de mi negro,
a vuestra salud y porque me salve el sueño.

© Mariano Crespo

1 comentario:

  1. Quizás si, como Neruda, vencieras al ángel del sueño tendrías en la boca la sal del dormido, un marino sin faro perfumadso de frutos agudos. Y el saxo de tu negro dejaría de llorar.

    ResponderEliminar