Páginas

Faro sin mar..

sábado, 24 de octubre de 2015

Fin


Qué estremecimiento, amor, 
buscar tu cuerpo 
mientras el mundo se descompone.

Qué cosa tan salvaje es el deseo,
como un gladiolo abierto en el vertedero,
como una mosca que marca con su muerte 
la página de tu mejor verso.
Como si a tu asesina se le entreviera un pezón, 
como el humo de amor en un iglú.
 
Como un almanaque de estreno en un entierro..
Qué cosa tan sagrada es el deseo 

que deja perfume a incienso cuando se apaga el sexo.


© Mariano Crespo

No hay comentarios:

Publicar un comentario