Páginas

Faro sin mar..

viernes, 23 de octubre de 2015

Pájaro Pinto (*)


(A la memoria de quien fue mi padrino, Juan Pérez Creus)

“Dos poemas en total 
conozco de este poeta. 
Siempre los recita mal,
pero son su obra completa”

(J.Pérez Creus, sobre un poco dotado compañero de oficio)

Cuánto ingenio
nacido de un cerebro 
cuya chispa encendía una pipa 
mientras la sonrisa convocaba
en tiempo es los que se conjugaban 
todos los verbos del miedo. 

Me llevó hasta la pila bautismal 
aun con su condición de ateo
porque, antes que nada, 
era un librepensador
un caballero,
o sea: alguien que dudaba 
hasta de sus credos. 

Un perdedor de guerras,
al que apadrinó don Manuel Azaña,
así que me convirtió en republicano, 
entre dos aguas,
la de la pila y la del pensamiento. 

Maestro con docencia prohibida 
por desafecto 
-al régimen, a mí me rodeó de sueños- 
pero con la decencia intacta
y el respeto 
a sí mismo, la libertad y el pueblo. 

Tal vez el mejor poeta satírico 
desde Quevedo,
-no lo digo yo, otros lo dijeron- 
este andaluz de La Carolina 
que extendió su lírica al gallego. 

Culto, refinado y feo,
cojo de bala sin éxito
-pues solo le prodigó
una elegante cojera- 
con esa costumbre tan suya
de convertir el dolor
en humor e, incluso, en belleza. 

Maese Pérez,
el pájaro pinto, 
satiricón, 
el diablo cojuelo.
Seudónimos de una vida escondida. 
Yo no lo puedo ocultar,
Presumo de él y de ello.
Hay que tener padrino,
hasta en la poesía, 

Si alcanzase la talla de su sombra,
habría merecido coger la pluma
y buscar el tuétano a los versos
como en esta vida,
en el seguir por sus caminos, 
he buscado la salida por la entrada.
la vida por sus parajes bellos
tu mirada entre las flores
y la realidad entre los sueños.

© Mariano Crespo

(*) “Maese Pérez “,“El diablo cojuelo”, “Satiricón” y “Pájaro Pinto” fueron algunos de los seudónimos que utilizó Pérez Creus en sus versos).


No hay comentarios:

Publicar un comentario