Páginas

Faro sin mar..

jueves, 22 de octubre de 2015

Miserables


Me moriré, 
-sin prisas, pierdan cuidado-.
Me moriré, 
ya digo,
sin haber asimilado 
por qué los pobres votan a los ricos, 
y por qué mis amados poetas,
en lugar de prodigarse cariños.
se miran de soslayo, 
estando unos y otros tan faltos 
de buenos gobiernos 
y de cómplices amigos.
Ser miserable
no es no tener nada,
-ni siquiera talento o vino- .

Ser miserable es, además de tonto, ser un mísero. 

© Mariano Crespo


3 comentarios:

  1. Dicen que lo mejor es beberse la vida de un trago y dejar un cadáver bonito. Pero no es cierto.
    Como dijo Steadman, me hace tan desesperadamente triste ser testigo de lo imperdonablemente miserable en que nuestro mundo se ha convertido.

    ResponderEliminar
  2. muy bueno y desgraciadamente tan real

    ResponderEliminar