Páginas

Faro sin mar..

miércoles, 7 de octubre de 2015

Flor negra



La perversidad es tan útil como despreciable
pero en nuestro lado inteligente 
tenemos un yo mezquino 
por el que además de vida sexual 
en las fronteras con alambres
seguimos vivos y clarividentes
como hijos de puta amables.

Atraen los hombres lejanos
y las mujeres distantes. 
Los borrachos tienen prestigio en los bares
y en los burdeles lloran los autores 
de catecismos morales. .

Nadie es profeta en su tumba,
tenlo en cuenta antes de no quererte 
o de empezar a acusarme.

Muchas noches, 
tras la función, 
muchos destilamos vinagre. 
Lo sé y tú lo sabes.

Y es entonces cuando las vírgenes 
nos muestran el sexo 
y hacemos amistad con nuestro gánster.

© Mariano Crespo


1 comentario:

  1. Nada hay más dulce que cumplir lo permitido, dice Apollinaire. Un gánster al que se le permite delinquir en las alcobas sólo es un ser complacido.

    ResponderEliminar