Páginas

Faro sin mar..

lunes, 3 de septiembre de 2012

Salud



 
Estar enfermo es dividir la humanidad
en dos grupos equivocados.
Los que tienen salud
y yo que estoy malo.
Los que tienen salud son felices.
Yo la he perdido ergo soy un desgraciado.

Para estar enfermo y, si es posible, curarse
o vivir de espaldas al enemigo interno
hay que desterrar esa errónea frontera.
Los que tienen salud son tan dichosos o tristes
como tú pero sin fiebre ni dolorosas limitaciones.
Los que tienen salud, lloran, están desamparados,
los hay pobres y solitarios.
Hay gente con salud que es fea, sin talento
y que no distinguen un crisantemo de una orquídea
una sonata de Chopin de Paquito el Chocolatero.
Hay gente con salud que se deleita
con la cruel muerte de un galgo
y no llora con el nacimiento de polluelos.

Hoy digo estas palabras para enviar un beso
a las personas sin salud.
Para decirles que soy uno de ellos
porque los que morimos en alguna ocasión,
por siempre estamos enfermos.
 

 © Mariano Crespo Martínez



                    

1 comentario:

  1. Dichoso aquel que llega a la muerte sin pasar por una enfermedad.
    Me gustó la sensibilidad de tu poema;)
    Un beso Mi Querido Poeta.

    ResponderEliminar