Páginas

Faro sin mar..

viernes, 19 de octubre de 2012

Calles paralelas


 
 
Tengo amigas estupendas abiertas a una relación
y no la encuentran.

Y amigos que me juran por la cobertura de su móvil
que están en idéntica circunstancia.

Eso es lo que me dicen mirándome con ojos
de perro chantajista, perplejo y anhelante
desde la celda de su apartamento single
con o sin mascota.

He llegado a dudar de si existen ciudades paralelas
por las que los corazones solitarios
están condenados a no cruzarse.
O que viven como la península y Canarias
a una hora de distancia.

No lo creo. Al menos hoy que llueve.

A mí me sucede, en ocasiones, que me equivoco
cuando juro con certeza
que tengo la puerta cerrada o abierta. 
 

 © Mariano Crespo Martínez



           
                      

No hay comentarios:

Publicar un comentario