Páginas

Faro sin mar..

martes, 30 de octubre de 2012

El envés del sueño

 




 El caprichoso destino del hombre
le encamina a ser hacedor de su ocaso.

Es la maldición del absurdo.

La rueda,
con su vocación asesina de piernas,
 se inventó paso a paso.

El destino presume de argumento burdo.

Cuando plantas un árbol también engendras un pirómano.
 


 © Mariano Crespo Martínez

              
                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario