Páginas

Faro sin mar..

sábado, 20 de abril de 2013

Coleccionistas



Amigos tengo que coleccionan blancos
en el mercado negro.

Amigos tengo que coleccionan sellos,
ranas, novias, fotos de cine, prospectos,
elefantes, cromos, despedidas, billetes de metro.


Modestamente,
he iniciado hoy una colección de recuerdos
pinchados con un alfiler como mariposas
que no vuelan y se empolvan en museos.

Abre mi muestrario
la añoranza de mis dedos

por cuando soñaba con un país libre,
próspero, culto, ilustrado, alegre,
de niños que jugaban sin deudas ni miedos.



Amigos tengo, ay, para mí provecho
que me muestran en su surtido de afectos.


Plomizos tiempos estos en los que se colecciona plomo.




© Mariano Crespo Martínez





                               

3 comentarios:

  1. Coleccionamos recuerdos y enfermamos en ellos. Coleccionamos distancias y besos. Coleccionamos tristezas y ausencias y sueños.
    Coleccionamos de todo por lo mismo que hacemos listas, para creer que ponemos órden en el caos, para sentir que al menos nos clasificamos a nosotros mismos. Y tenemos el control... de algo.
    (Me ha encantado)

    ResponderEliminar
  2. Por cierto. Vainica Doble han sido toda mi vida algo así como mis suegras. Jesús, el compañero de mi vida y mi porvenir, siempre las ha llamado “sus mamás”(y a Benedetti "el abuelo") Como de la familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué envidia. Tener por "suegras" a las Vainicas Dobles. Como los seguidores de "Amanece que no es poco", los fans de Vainica Doble somos una mayoría minoritaria pero extensa.

      Eliminar