Páginas

Faro sin mar..

lunes, 27 de abril de 2015

Instinto


                          "Una  noche, senté a la Belleza en mis rodillas"
                                      ARTHUR RIMBAUD

Empecemos por el principio. 
Cuando se comienza
a derribar las murallas
con los labios
sin trompetas 
ayudado de versos de Rimbaud 
y la artillería de la ginebra.
Cuando se descorre la falda
o se indaga debajo de ella 
no se busca la rutina 
las huellas de los antepasados 
ni el ADN del candor de las muñecas.
Cuando se rastrean 
las huellas propias 
sobre las trincheras ajenas 
en el minado campo 
de la lencería y la cera 
las noches en que hay sangre
sobre la luna llena 
y duerme la inocencia
el peso de los elefantes
cae sobre la tierra 
que se conmueve 
como una virgen 
ante el rugido de la selva.
Entonces y solo entonces
te jadeo en el oído 
que empecemos por el principio
y queda todo dicho.


© Mariano Crespo

No hay comentarios:

Publicar un comentario