Páginas

Faro sin mar..

martes, 28 de febrero de 2012

Inventario de reveses



No es nada grave pero tenemos que hablar con usted.
¿Sabes?,  es que necesito mi espacio.
Nos gusta su curriculo pero no es el perfil que buscamos.
Y me gustaría que pasado esto siguieramos siendo amigos.
Ahora no es el momento, pero me quedo con tu teléfono.
El libro es bueno pero no es lo que se está vendiendo.
Antes que nada, tome asiento.

Hay una probabilidad de que sea maligno,
y aunque es muy pequeña
tenemos que estudiarlo,
Usted con su talento no tardará en encontrar empleo.
Eres la persona que más he querido pero...

Si has escuhado alguna de estas frases
has conocido como huele el espanto.
Sabes como ahoga el que te falte
el aire en el pecho.
Has buscado raudo un rincón, una esquina,
para volver clandestinas esas lágrimas furtivas
que se están desbordando.
Te has sentido huerfano.
Conoces el alfabeto del pánico
y la biografía del fracaso.
Pero miráte, sigues caminando.
Mientras recuerdas estás vivo.
El dolor es una señal
tan clara de vida
como
los latidos.
Y no hay cien males que duren un puto año.

© Mariano Crespo Martínez

                                         

6 comentarios:

  1. Me encanta leerte porque escribes lo que se guarda en los corazones, en las lágrimas y en el alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, en tu dia de fiesta, mujer que eres una matria.

      Eliminar
  2. Claro que he oído alguna de esas frases y reconozco la sensación de bloqueo de garganta hasta romper en lágrimas y seguimos caminando y aprendiendo, nada es eterno ni lo bueno ni lo malo.

    Me ha encantado, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy generosa, como siempre, Ana. Tengo la sensibilidad en los ojos y los dedos y tengo la necesidad de escribir y transmitirlo. No me importa que sea apresurado. estoy febril y quiero soltarlo. Un beso.

      Eliminar
  3. Que BUENO Mero, y que importante el mensaje. Creo que uno de los secretos de la felicidad es asumir que el dolor forma parte de la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El secreto de la felicidad es no pedirle mucho a este mundo. Todo lo que te llegue te parecerá estupendo. Un beso, anchoa.

      Eliminar