Páginas

Faro sin mar..

lunes, 20 de febrero de 2012

La partida




Ahora que todos somos presuntos
aunque tengamos coartada.
¿Mereció la pena la sensatez?
Jugar con los tahures de la baraja marcada,
que pujan con nuestro dinero
y hasta cuando pierden ganan
 
fue una apuesta firme a la derrota.
Es urgente, cuando no sanan
nuestras heridas con su remedio,
no dar cuartos al pregonero.
no mudarse al barrio del tedio.
no sentirse por la noche idiota,
no regalar el destino a su suerte,
no dejar pasar la pelota.
Y estar de acuerdo con el refranero
en que, menos la muerte,
todo tiene
remedio.
Ahora que todos
somos presuntos,
en medio de la emboscada,
es necesario agruparse
abrazados, todos juntos.
O a solas, suicidarse.
La partida es a todo
o a nada.

MARIANO CRESPO
                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario