Páginas

Faro sin mar..

sábado, 28 de abril de 2012

NOCION DE PALOMA


Estoy mirando en tus ojos
mientras descansamos
de la labor cotidiana
de ingenieros contra precipicios
y barrancos.

Una mujer que tiene
gastadas las manos
por las caricias y el trabajo,
cansada la mirada
por descifrar con pasión
a Balzac, Tolstoi, Zweig,
y otros vicios solitarios.

Una mujer que tiene
la bondad de serie
pero sin certificados.
aunque heredera de las rosas,
de una de las trece,
que los ruines asesinaron
mira la vida en un rojo
sosegado y con dialogo.

El rencor es una planta
que en su jardín ni agarra
ni se planta.

Solamenta la enerva
y saca la artillería
cuando la confunden
la bonhomía
con inocencia.

Y que, por su costumbre
de mirar para otro lado,
cuando la prudencia aconseja,
crean que no se entera
de lo que está pasando.

Estoy mirando en tus ojos
mientras descansamos.

Pero es hora de volver
a la faena
y de seguir levantando
este puente
entre nuestras dos islas
en que estamos empeñados.


© Mariano Crespo Martínez
                                

               

1 comentario:

  1. Muchas gracias por el poema que me parece precioso. Los puentes son difíciles por ser inestables pero cada paso que se da sobre él debe estar hecho de seguridad, de ternura, de comprensión, de amistada, de amor...de tantas cosas buenas que hará más fuerte y sólido ese puente. Por lo demás, tienes razón, se confunde siempre la tontuna con la bondad y no es así, a veces, uno se pasa con la tolerancia y la gente abusa pero se cosecha y se recoge. Y un hasta aquí y basta lo hago muy a menudo cuando ya no hay remedio ni solución. Un besazo por esta descripción.

    ResponderEliminar