Páginas

Faro sin mar..

lunes, 23 de abril de 2012

Reflexión entre rosas y libros.




Y se llenarán las Ramblas
de libros al sol,
de muchachas en flor
y flores como palabras
de amor.
Y se leerá el Quijote
en público.
Pero despedirán
maestros
y ciéntificos
y bajarán el sueldo
a los que nos enseñan.
Y convertiran el templo del saber,
la Universidad,
en un coto privado
expendedor de títulos.
.
Y me iré con Cervantes,
con Quevedo, con Valle
a llorar ese tremendo desatino.

Un país que no produce conocimiento,
que convierte a los sabios
en viajeros,
está condenado al ostracismo.

Antes que buscar el cadáver de Lorca,
aunque encontrarlo sea necesario,
hay que leer al poeta vivo
en todos los colegios,
en las fábricas
y en los ministerios.

© Mariano Crespo Martínez

          
        

No hay comentarios:

Publicar un comentario