Páginas

Faro sin mar..

viernes, 4 de octubre de 2013

Costumbre




Tengo por hábito 
guardar tu mirada en mis pupilas
al cerrar los párpados.

Plagio tus pupilas en los sueños
y en las pesadillas te abrazo. 

La noche es un camino largo 
que se aligera de tu mano. 

Cuánto sabe la luna 
de esto que te hablo
cuando dormida te acuna,
cuando ya me callo.
 



© Mariano Crespo



                          


                               

1 comentario:

  1. Cuánta belleza destilan los versos de un gran poeta enamorado!

    Grande, como de costumbre.

    ResponderEliminar