Páginas

Faro sin mar..

jueves, 17 de octubre de 2013

Noche



A veces sueño
que estás dormida,
yo te contemplo.

Y estoy despierto
como un centinela de tu pelo. 

Ensayo caricias 
sin rozarte con los dedos
para no turbar 
tu paseo sereno.

Luego te veo en todas las edades
y cuando llego a la niña
te doy un suave beso. 

El despertador marca una hora
que ya no recuerdo. 

Hay un olor de tierra sembrada
en un invernadero. 

A veces te amo tanto 
que me desvelo,
me eternizo noche en tu cuerpo.



© Mariano Crespo





                      

1 comentario:

  1. Bellísimo, como siempre.
    Es como una mirada de amor volcada en palabras.
    Te envidio, maestro.

    ResponderEliminar