Páginas

Faro sin mar..

sábado, 30 de marzo de 2013

Obsceno dolor


Tan solo quien me conoce muy adentro
sabe qué pena me come cuando no ceno.


La misma que me quitó la esperanza
de que el ser humano sea, en esencia, noble, sagrado, bueno.



Perdón por el poema,
el dolor como la pobreza es un tema obsceno.


© Mariano Crespo Martínez 






                              
                             

1 comentario: