Páginas

Faro sin mar..

jueves, 29 de noviembre de 2012

La estirpe de los libres


Nada me interesa más que todo.

Elegí ser de la dispersión un obseso,
como aquel que todo lo besa
porque la nada no soporta un beso.

Me especializaría si creyera en la rencarnación.

El único límite a mi curiosidad es la frontera del otro costado.

No sé cantar, 
ni  tan siquiera silbar,
la triste canción
para el gris final
del amor no iniciado.

No estoy preparado
para ser loco.

Creo en la piedad

y que todo el mucho puede ser muy poco.

Soy de la estirpe del que optó por el plato de lentejas.

La primogenitura la dejas
porque no se elige.

La libertad sí.

Solo lo sabes cuando eres libre.


© Mariano Crespo Martínez





              

1 comentario: