Páginas

Faro sin mar..

viernes, 2 de noviembre de 2012

Ninguno fue santo



Mi padre fue un hombre de orden que en "El Piratas" de béisbol
tuvo la familia que no tienen los huérfanos.

Mi madre fue una mujer trasplantada del campo a la ciudad,
de una era a una portería,
que armó la marimorena por los desheredados del barrio.
Los que recogían en los cubos durmieron más de una vez en mi cuarto.

Mi hermana Elena hizo en bondad, - en buena -, la rima de su nombre
y se equivocó en el camino que lleva a los sueños.
Fue una víctima más de esa guerra que nos declararon con paraísos artificiales.

Esta es parte de mi familia que hoy.
sin excusa ninguna, por cierto,
no vendrán a comer a casa.

Tienen una biografía honrada y sincera.
Ninguno fue santo.

© Mariano Crespo Martínez



                       

                                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario