Páginas

Faro sin mar..

martes, 20 de noviembre de 2012

Reflexiones de un sastre

 


Más laborioso resulta cambiar el interior
que hacerlo pasar por elegante.

 Harto más sencillo es vestir de uniforme a un violento
que volver agresivo a un traje.
 


 © Mariano Crespo Martínez






                 


                      

1 comentario:

  1. Brutal, bello y cierto. Por cierto, también ocurre con frecuencia que le colocas un uniforme a alguien aparentemente sensato y, por algún mecanismo perverso, se convierte en un ser distinto. Rarezas de nuestra especie. Tristes.

    Como siempre, gracias.

    ResponderEliminar