Páginas

Faro sin mar..

jueves, 19 de septiembre de 2013

Dignidad



                           A Maribel Vargas Calero

Los que creen en la trascendencia
confían en que haya medallas 
para los que tuvieron dignidad. 

La dignidad recompensada no es dignidad.
Dignidad es la ropa interior del espíritu
bien lavada y sin mostrar.

La dignidad es amputarse los dedos
para disimular los agujeros del calcetín. 

La dignidad es arte por inútil. 

La dignidad es la teología de lo civil.
La dignidad se consigue no se otorga.


Intentaré morir con dignidad
con la certeza de que nadie 
va a llamarme para felicitar mi actitud moral. 

La dignidad es un traje con lamparones
pero con una rosa en el ojal. 

© Mariano Crespo 




                         

No hay comentarios:

Publicar un comentario