Páginas

Faro sin mar..

jueves, 26 de septiembre de 2013

El desamor es una abstinencia


Todos los que hemos transitado 
fijos o interinos por la tragedia 
sabemos que el despido y el tiempo
la convierten en comedia. 

Salvo en el amor.
Cuando se devuelve el rosario de la madre,
el desamor es siempre una ponzoña
que no te deja recordar los instantes agradables. 

Las cofradías de despechados sacan al cristo sangrando
y no hay domingo de resurrección en la ermita del odio. 

El amor es una adicción sin piedad
porque cuando falta la dosis, la abstinencia
borra de tu corazón todas las risas de la amapola.
 




© Mariano Crespo




                                   

                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario