Páginas

Faro sin mar..

martes, 24 de julio de 2012

Contra el desprestigio de la estupidez





Hay tardes cretinas.
Esas tardes en las que te llaman
para contarte que se ha muerto un conocido.
Te quedas sin palabras.
Y piensas: no he merendado,
u otra cosa sin sentido.

 
Hay tardes cretinas
en las que te derrota la idea de que no has vivido.
Y piensas: no he regado las plantas,
ni he planchado la camisa.

Hablando con los ancianos
descubrí que están vivos
porqué cuando les mientas un dolor
te dicen: mal año para los trigos.

Los pensamientos estúpidos
nos rescatan de las tinieblas
y son narcóticos contra suicidios
Pero no tienen prestigio.

Hay tardes cretinas,
tardes en las que se te viene a la memoria...
Ya va siendo tiempo de que me corte el pelo.


© Mariano Crespo Martínez  




               

             

No hay comentarios:

Publicar un comentario