Páginas

Faro sin mar..

martes, 10 de julio de 2012

La soledad de la memoria



De siempre ha habido amigos, los mejores,
empeñados en poner sobre la mesa de nuestras charlas
esas perlas maravilllosas de mi vida
que yo extravío por los bolsillos de mis pantalones viejos.

Dicen que García Márquez pierde la memoria
por la vieja cabeza o por los zapatos nuevos.

Con ser triste no me apena su dolencia.

Millones de personas le servirán de guía
si una mañana por Macondo pierde el rumbo
y no llega a la casa de los Buendía.

Aunque la soledad de la memoria haya cumplido cien daños.
 



 © Mariano Crespo Martínez



                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario