Páginas

Faro sin mar..

miércoles, 25 de julio de 2012

Los besos


 
Con un año más de los que tiene mi hijo pequeño
ingresé en un internado.

Con la decisión propia de una madurez de diez años
y saber que querer estudiar
no rima con un barrio obrero.

Por las mañanas se hace el remolón
y le devoro a besos.

 Me detengo de repente y entiendo las enfermedades que padezco.
 


 © Mariano Crespo Martínez




                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario