Páginas

Faro sin mar..

jueves, 12 de julio de 2012

Niños de cartón



 En el tiempo en que yo era un niño a juego
con el barrio pobre en que residía,
teníamos una envidia gigante a un vecino
al que los proveedores visitaban dos veces,
una para servirle,
otro para embargarle.

Los niños jugábamos con las cajas
de los electrodomésticos de ida y vuelta
-convertidas en escudos, automóviles, chozas-
que aquella casa nos deparaba.


Nosotros éramos niños de cartón,
envases de inocencia,
conocedores de que menos da una piedra.


Teníamos cariño a aquel vecino
porque, en mi barrio.
los proveedores nunca nos regalaron
un juguete ni por Reyes ni por magos.


Son raros los mecanismos que te hacen reconocer a tus cómplices.
 

 © Mariano Crespo Martínez
                

No hay comentarios:

Publicar un comentario