Páginas

Faro sin mar..

jueves, 9 de mayo de 2013

El cocinero de Maó




                                             A Victoria Geijo, que me regala música


Abre la partitura y la descifra
en el tempo piano de la siesta
más que en la sugerencia
del creador de la sutil belleza.

Cual vidente recorre a ciegas
todos los matices que guarda en su memoria
de la breve estación de las corcheas,
de las fusas, semifusas
y la dignidad frutal de las cerezas.

Todos los aromas musicales
que tiene en la alacena
pulcra de su cabeza
a la que la tramontana
enredó el rebelde cabello
que ya no posee
y las ideas revolucionarias
que confita
y conserva.


© Mariano Crespo Martínez





                   

                            

No hay comentarios:

Publicar un comentario