Páginas

Faro sin mar..

miércoles, 22 de mayo de 2013

Pírrico






Al ser elegido muerto del año,

tras sobornar al jurado,


comprendí que una victoria pírrica 



no procura amparo


y tiene un precio rastrero.



Es decir, demasiado alto.



Mas no me quedaba arena para rechazarlo.





© Mariano Crespo Martínez





                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario