Páginas

Faro sin mar..

sábado, 2 de junio de 2012

El siglo de las luces




Entre brumas
recuerdo una muchacha
con su horario
a hemisferio cambiado.
Eran sobre las dos
aunque los relojes anduvieran borrachos.
Echaban el cierre
a una cantina
a donde ella solía sacar de paseo
un libro con el cadáver de Carpentier.
Apagaban nuestras luces
y las del antro.
Nos iluminaba el siglo XVIII
tan bien narrado.
Ella se había bebido la mitad de la cosecha
nosotros apurábamos el resto.
Alguna noche.
creo que como muchos solitarios,
compartí la tristeza
y el sudor de su cuerpo.

Yo no la amé,
de los demás no hablo,
he tardado canas en conocerme
cuánto más a los extraños

La reencontré pasados los años,
llevaba un museo de la soledad en los ojos
y un niño crecido de la mano.

No me atreví a preguntar si Alejo era el nombre del muchacho.


© Mariano Crespo Martínez



                       

3 comentarios:

  1. "he tardado canas en conocerme
    cuánto más a los extraños" ME ENCANTÓ ESTA PARTE DE DESCRIBIR EL TIEMPO, muy original.

    Y me quedo con esto: "llevaba un museo de la soledad en los ojos..."
    Hermosa y melancólica imagen, como esta noche...
    Muy lindo descubrir tu blog, tu poesía.
    Gracias por lo que transmiten..
    Un abrazo desde Argentina.

    ResponderEliminar
  2. Muy hermoso y muy triste.
    Comparto la selección de Raquel Llopart asi que no repito.
    Gracias por escribir, que nunca te las doy :) Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me adhiero a los comentarios anteriores.
    Yo sí te doy las gracias, siempre, tus versos enriquecen mi patrimonio cultural y emocional. Aunque no comente nada, no dudes que estoy al otro lado de la pantalla todos los días.

    Gracias, Mariano.

    ResponderEliminar