Páginas

Faro sin mar..

martes, 12 de junio de 2012

Mater España




En mi infancia viví una cotidianeidad tan recortada
que cuando teniamos visita
y mi padre sacaba la botella de coñac,
o mi madre le echaba más carne al guiso,
se decía: vamos a hacer un extraordinario.

Yo creo que este latrocinio 
puede traer algún beneficio.

Algunos recordarán que eran obreros,
los excesos no serán rutinarios
y, con un poco de cordura,
recordaremos en que país vivimos.

El disparo de Larra.
Las lagrimas de nuestros poetas del 98, del 27.
El "me duele España",
la tumba exiliada de Machado,
la resaca profética de Gil de Biedma,
no habían desaparecido por arte de birlibirloque.

Este es un territorio profundamente desigual con pobres económicos y culturales.

Naranjitos, expos, olimpiadas,
"a este país no lo va aconocer ni su madre",
fueron poca realidad, mucha propaganda.

Ahora el espejo nos devuelve la imagen de la gallina

dentro de la caja de galletas,

el botijo, la boina y la peineta.

Si un buen día resurge una izquierda,
debería recordar que su esencia
es el equilibrio de la riqueza.
No, más de lo mismo con minifalda y castañuelas.
 


 © Mariano Crespo Martínez



                  
                  

1 comentario:

  1. Mordaz reflexión con poderío en la palabra.

    Gracias, Mariano.

    ResponderEliminar