Páginas

Faro sin mar..

miércoles, 5 de diciembre de 2012

El anillo del contrato


La carne es la que se amolda
porque la alianza no viene como anillo al dedo.

Creo que es el aniversario de algo importante,

la duda me asaltó el domingo con arma blanca.

Me enoja abandonar días de biografía en objetos perdidos
cuando el calendario tiende una emboscada.

Dejé pasar dos autobuses inquietando al recuerdo.

Perdí un tercero.
2 de diciembre.

Hoy he ido a reclamar la marquesina que olvidé en el sombrero.


Había un juez y bastantes invitados.

Luego una nebulosa de veintitantos daños
con sus meses y días correspondientes.

Una hipoteca sobre un techo
que es, al igual que el deseo, oscilante en intereses.

Cuentan las crónicas rosas que comieron perdices
y, como colofón, fue el llanto y el crujir de dientes.

En el libro del registro
pusieron otro sello.
Una muesca nueva marca la diferencia
entre lo útil y lo bello.

Transcurre la arena en el reloj digital del campanario.

La libertad son tiempos felices con algunas cuentas pendientes.
Es lo que comparten el matrimonio y los bares.
Una resaca insoportable
y la nausea por confundir con amor el trato entre clientes.



© Mariano Crespo Martínez



                      


                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario