Páginas

Faro sin mar..

martes, 1 de julio de 2014

Prodigios


A partir de que has divisado un OVNI 
el prodigio de la mecánica del cielo 
se transforma de belleza a rutina 
como el sexo en un burdel. 

Amor, sabes que estoy hablando de ti
y del firmamento 
por el orden que da el misterio. 

No me alteran el pulso 
los eclipses de sol o luna 
pero me saca de quicio 
que el rotar de los asuntos 
me oculten tanto tu presencia
a años luz de mi boca.

Hasta que se abre la puerta 
recurro al telescopio de los avistamientos 
y compruebo que todo lo no identificado 
órbita en tu nombre 
y me recreo
como un astronauta enamorado 
o un niño con caleidoscopio
en una siesta memorable de verano. 

© Mariano Crespo

No hay comentarios:

Publicar un comentario