Páginas

Faro sin mar..

sábado, 2 de febrero de 2013

La piedad justo al revés



Es cruel bailar mientras despiden a los músicos.

Cruel es meter el calcetín en los ahorros.
Retratarse con mendigos es cruel.

Cruel es vender catarros a precio módico
y regalar el asco en los semáforos.

Un beso Iscariote es cruel.

Cruel es el alba para el clandestino enamorado.

Para el niño sin monedas
con el rostro al cristal pegado
la pastelería es cruel.


Hasta aquí hemos llegado
dijo el astronauta que mandamos al pasado
poniendo en la Ilustración
nuestra bandera del retraso.


Es cruel echar de comer en el zoológico
a los animales racionales.

 Cruel es inaugurar tanatorios y cerrar hospitales.


De cintura para arriba
la desolación ya tiene quién la escriba.

De cintura para abajo
no se distingue la pereza del trabajo.


Nos acusan de tener un puerto en cada fobia
los que confunden violación con misericordia.

La justicia no es justicia cuando llega mal, nunca, tarde.

La pena capital
es condenar a los hijos a ver llorar a sus padres.

Qué es lo cruel

La crueldad es
la piedad justo al revés.



© Mariano Crespo Martínez







                      

No hay comentarios:

Publicar un comentario