Páginas

Faro sin mar..

jueves, 14 de febrero de 2013

Aunque me haya rehecho



    "Yo era un tonto y lo que he visto me ha hecho dos tontos"
                            RAFAEL ALBERTI


Deberían poder retirarte la mayoría de edad
como quién hace un borrón en el Libro de Registro.


 Apartarte de la custodia de ti mismo.


Lo digo, ahora, con la experiencia
de este retorno a la infancia
que disfrutamos los que crecimos
en un precipitado y loco destino.




Yo llegué a mayor demasiado joven.


Fui poseedor del superlativo de cretino.


Me emborraché de insolencia
en la peor añada de ese mal vino.


 Paseé una mirada intolerancia por los parques.


Juzgué sin piedad algún alma y algún hecho
sin estudiar para dios
y sin aprobar derecho.


Fui un viejo severo y no un buen hijo,
un redicho fui
aunque me haya rehecho.


La vida no perdió ocasiónde ponerme la cara como un cristo
y una lección tardía como un estoque en el costado.

Con todo mi peor pecado
consistió en pensar la peregrina idea
de que para llegar a estatua antes hay que ser  de piedra.

Al pasado le llamo bien pasado
porque, amigo, en más de una ocasión me pasé de listo.




© Mariano Crespo Martínez







                

                         

1 comentario:

  1. En "yo llegué a mayor demasiado joven" me has definido.
    Gracias, como de costumbre.

    ResponderEliminar