Páginas

Faro sin mar..

jueves, 21 de febrero de 2013

Barbieri, yo y otros gatos




Ser sencillo,
siempre sencillo.
Simple, nunca,

Simple no es ni el dios verdadero
ni el sabio impostor es sencillo.

Tres sillas no son un tresillo

y el sencillo coño no es un simple agujero.


La vida es sencilla no simple, como su origen primero.


De ella,
como del último tango
en París se entiende todo.
Todo, salvo el argumento.



© Mariano Crespo Martínez







                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario