Páginas

Faro sin mar..

miércoles, 7 de marzo de 2012

Las voces y los ecos


                                   " Desdeño las romanzas de los tenores huecos
                                     y el coro de los grillos que cantan a la luna.
                                     A distinguir me paro las voces de los ecos,
                                     y escucho solamente, entre las voces, una."
                                     ANTONIO MACHADO

A Orentino Alonso


Siempre se descubre quien habla con su boca
y el que lo hace al dictado.
Se nota en los evangelios quienes vivieron
con Jesús y quien hablan de oído,
de segunda o tercera mano.
En las crónicas de guerra se distingue
quien estuvo bajo los bombardeos,
y el que estuvo en la barra del bar del hotel
transcribiendo los informes del Estado Mayor
como un loro militarizado.
Siempre se nota en las charlas de bar
quien lee y quien ve los telediarios,
quien piensa o es pensado.
Uno de los síntomas es la seguridad
con que descalifican los mal informados.
Una de las cualidades que adornan
al tonto util
es esa impertinencia en la defensa
de un análisis prestado.
Son tiempos dificiles,
hay demasiados espectadores
que creen descubrir al mago.
Ignorando que eso forma
parte del truco;
la insolencia del tonto
en demostrar ser el más espabilado.
No me molesta que piensen
distinto de mí,
eso me estimula.
Lo que me irrita es discutir
con gabinetes de propaganda

que creen hablar en primera persona
sobre temas que nunca reflexionaron.
La información, el que la precisa la busca,
- no siempre la encuentra, es cierto -
pero no la compra en el todo a un euro
de los chismes, las infamias, la intoxicación
y los burdos engaños.
Además - ya se sabe- la mentira
es más morbosa que la verdad
y con mucho más encanto.
Que haga daño, es un pequeño peaje,
sin importancia y amortizable en pocos años.
Y la ética es una molesta esdrújula
que no viene de serie en los vehículos rápidos
en los que volamos a ningún lado.

© Mariano Crespo Martínez


                                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario