Páginas

Faro sin mar..

viernes, 2 de marzo de 2012

Suena el muerto Lucio Dalla



A 33 y 45 revoluciones por minuto.
Bailando lento con música italiana.
El papel pintado Colovall era testigo.
Y el calendario con los dias festivos
iguales al rojo de tus labios, de tu boca.
Tu ponías las manos aduaneras
en mi pecho, 

que siempre tuvo vocación
y deseo de saltarse todas las fronteras.
La taquicardia, la testiovulación con granos,
un condón robado de la mesilla de mi padre
que caducó con tanta espera.
Meter la mano entre los muslos
ay, para, para, para.
Desde luego, siempre estás con lo mismo.
No me respetas.
Mujer, solo un poquito.
Ya me conozco esos poquitos.
La noche que llega.
Y ahora en mp3 lloro,
recuerdo, me asalta una rabia
blanda.
Suena el muerto Lucio Dalla.


© Mariano Crespo Martínez

                                  


2 comentarios:

  1. Que maravilla de recuerdo adolescente...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así era la época. Un tiempo de fiebre y de descubirmientos.
      Gracias por tu opinión, Patricia.

      Eliminar