Páginas

Faro sin mar..

viernes, 30 de marzo de 2012

Promoción sin abrigos



Nadie en mi curso teníamos abrigo,
Ninguno de nosotros teníamos futuro.
Entre nuestras huestes no había
apellidos con linaje
ni rancio abolengo.
Los niños pobres
declinan en latín
de buena mañana.
Los niños pobres cenan
todas las noches palometa con ensalada.
Los niños pobres pagan sus estudios
con las plusvalías del colegio de los niños ricos.
Una vez al año nos enfrentábamos
en un partido de futbol
en que los pasábamos por encima
y les goleábamos.
No teníamos ningún mérito
ninguno de nosostros tenía abrigo.
Algunos chicos del otro equipo
se incorporaban a las categorias inferiores
del Real Madrid.
No tenía ningún mérito.
Ninguno de nosotros tenía futuro.
Nosotros no teniamos abrigo
pero tampoco agenda y contactos.


© Mariano Crespo Martínez


                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario