Páginas

Faro sin mar..

domingo, 25 de marzo de 2012

JOHNNY GUITAR



Hay una escena que te aconsejo
que recuerdes.
No. No es la manida
en la que él requiere,
febril y borracho,
a Joan Crawford
que le mienta
y le diga que nunca
le ha dejado de querer
ni le ha olvidado.
Cosas de los hombres
cuando se ponen niños y estupendos.

No, no es esa la que pido

que traigas de la memoria.
Es la que recoge ese instante de Johny Guitar
en que un vaso está a punto de caer
al suelo.
Se palpa la tensión,
que precede
al inevitable tiroteo.
Pues esa mano, la mano de Johny,
que, sobrio y bello,
recoge el vaso
es la que ahora en la política
mundial yo echo de menos.

Estamos rodeados por los cuatreros,

con el sheriff comprado
y con todo el pueblo con miedo.

Los domingos por la tarde

me da por recordar western.
Me siento un niño
que el lunes no quiere
ir ni a la vida ni al colegio.


© Mariano Crespo Martínez

                       

              

2 comentarios:

  1. Que bueno Mariano, que buen poema y que peliculón, a mi padre le encantaban las pelis del Oeste.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Y a mí, muchas gracias por tu generosidad de siempre. Yo lo primero que escribí con 14 años fue una novela del Oeste. (mala y pretenciosa, pero fue un intento)
    Un beso

    ResponderEliminar